Las vacaciones son un momento ideal para despejarse de la rutina y disfrutar un poco más de pasar tiempo de calidad con tu pareja. Tanto si lo que buscas es relajarte como divertirte, Mallorca puede ser una excelente opción ya que no sólo tiene preciosas playas y calas secretas, sino que también cuenta con una gran cantidad de planes de entretenimiento para dos. Por si estás en blanco, te recomendamos cinco planes que dejarán a tu pareja encantada:

1. RUTA PLAYERA

Si disfrutas de la arena caliente y los chapuzones helados, no puedes dejar de pasearte por las playas de Mallorca. Algunas de nuestras favoritas son estas: 

  • CALA MONDRAGÓ. Se encuentra dentro del Parque Natural de Mondragó, al sur de la isla. Cuenta con escarpados acantilados naturales, playas de arena blanca y un área natural bien preservada.
  • PLAYA FORMENTOR. Paradisíaca. Situada al norte de la isla, es bastante fácil llegar con coche. Es una hermosa playa tranquila con aguas turquesa, donde podrás distinguir el contorno de Menorca en un día claro.
  • PLAYA DE MURO. También se sitúa al norte de la isla, cerca de Alcudia. Cuenta con arena blanca y dorada, y está flanqueada por un extenso pinar. Tiene una gran oferta de deportes acuáticos y actividades de ocio.
  • PLAYA ES CARGOL. Si estás buscando algo casi virgen, esta es la tuya. Nuestra recomendación es aparcar en el faro de Ses Salines y caminar hasta allí haciendo una ruta a pie de unos 25 minutos de preciosas vistas.

Y tampoco te puedes perder la Cala Deià, Sa Calobra, Es Trenc, Son Serra Marina, Can Picafort, la cala Valldemossa, Formentor, Banyalbufar… ¡Hay 261 playas preciosas, seguro que encuentras una para enamorarte!

2. AGROTURISMO

Antes que ir a la playa, ¿eres más de pasar unos días en una casa rural o un hotelito con encanto para desconectar? Mallorca también es tu sitio. Nuestra recomendación es que escojas alguno de los pueblecitos con más encanto y busques un hotelito o casa rural por la zona. Por ejemplo, en Sóller está el Hotel Salvia, que sólo admite adultos. Está situado en el casco antiguo del pueblo, en una casa de comercio del siglo XIX restaurada y ataviada con jardines, piscina y habitaciones con WiFi y vistas a la montaña. Pero también hay excelentes casas rurales como la finca de Son Lladó, la finca de Can Feliu, la casa rural de Na Clavet…

3. ENOTURISMO

Para los aficionados al vino, un tour por las diferentes bodegas y viñedos de Mallorca puede ser un auténtico planazo. En Mallorca Wine Tours te ofrecen una gran variedad de planes para todos los bolsillos visitando las hasta 70 bodegas que pueblan la isla. La más conocida es la ruta por los municipios que tienen la denominación de origen Binissalem, en pleno centro de la isla: Santa María del Camí, Binissalem, Sencelles, Consell y Santa Eugènia. Además, puedes montártela tu mismo concertando las citas previamente con las bodegas que más te llamen la atención de las catorce de la zona.

4. SENDERISMO

Ya hemos comentado alguna que otra vez que Sant Elm, en el oeste de la isla, tiene una ruta con unas preciosas vistas del mar y de Sa Dragonera, que puede culminar en una visita a dicha isla. Esta es una de nuestras favoritas, pero no es la única de la que puedes disfrutar: la Sierra de Tramuntana, al norte de la isla, es un auténtico paraíso para excursionistas. Por ejemplo, si estás buscando una ruta sencilla, puedes escoger la que te lleva a la cueva de S’Avenc de Son Pou, de menos de dos horas de duración y una preciosa cascada en el camino.

También puedes dejar tu coche en el aparcamiento de la Cala Portals Vells y recorrer la costa de Mallorca viendo sus faros, o pasear por la montaña de La Massanella, donde tendrás que llevar unos buenos zapatos ya que la ruta es una pequeña senda rocosa.

5. VISITAR EL CENTRO DE PALMA

Aunque quizá no sea el plan más romántico (siempre puedes ver el atardecer sobre el mar desde un globo) ni el más aventurero, visitar la capital y empaparte de su cultura y historia es algo obligado si vas a Mallorca. Y, de todas formas, ¿qué hay más romántico que disfrutar de un paseo cogidos de la mano?

Hacer una visita a su catedral gótica, una excursión al monte en el que se encuentra el castillo de Bellver que mandó construir Jaime II, ver los patios interiores de mansiones mallorquinas como el Casal Solleric o el Casal Balaguer, y por supuesto, tomar un helado y una ensaimada en la famosa chocolatería de más de 300 años, Ca’n Joan de S’Aigo, son cosas que no puedes dejar de hacer si vas a visitar Palma con tu pareja.

Esperamos que te hayan gustado nuestras recomendaciones y que te ayudemos a mejorar tu estancia en Mallorca. Recuerda que podrás encontrar nuestro shuttle fácilmente en el aeropuerto de Mallorca para escoger tu coche favorito y gozar con total libertad de tu visita a la isla.