Mallorca no necesita presentación. Es uno de los destinos más turísticos de España y, cada verano, sus playas se llenan de gente que llega en busca del sol, el mar Mediterráneo y una rica gastronomía. Pero Mallorca es una isla que tiene la capacidad de ofrecer mucho más gracias a su geografía, rica en pequeñas calas y también montañas. Por eso, si eres de los que al viajar siempre buscan vivir nuevas sensaciones y hacer lo que está fuera de las rutas turísticas marcadas, debes conocer esta guía para explorar la Mallorca más desconocida a través del turismo de aventura.

Así que si lo tuyo es nadar a contracorriente, saltar sin miedo a lo desconocido, sumergirte en lugares para explorar, escalar hasta que te duelan las manos y dormir bajo las estrellas… ¡no lo dudes! Sigue leyendo y descubre lugares únicos con los que llenar la mochila de recuerdos únicos y experiencias inolvidables.

DEPORTE DE AVENTURA EN MALLORCA: QUÉ HACER

Mallorca es el destino perfecto para disfrutar del turismo de aventura ya que tiene mucho mar pero también montaña, por lo que la oferta es muy variada. Alquila tu coche con Wiber en el aeropuerto de Palma de Mallorca y no te dejes por ver ni un rincón de la isla. ¿Preparado para empezar la aventura?

Deportes de aventura acuáticos en Mallorca

Como no podía ser de otra manera al tratarse de una isla, Mallorca ofrece muchas posibilidades para disfrutar del mar al mismo tiempo que practicas deporte. Así que si lo tuyo son los deportes de aventura acuáticos, las opciones son casi infinitas: surf (siempre que haya olas), kayak, snorkel, motos de agua, un paseo en velero para recorrer la isla y llegar a calas escondidas… ¡te costará decidirte!

Ahora bien, también puedes apostar por opciones más atrevidas como el psicobloc, del que Mallorca es uno de los principales destinos mundiales. Pon a prueba tu habilidad escalando y salta al agua cuando tus manos y tus pies ya no den más de sí. Practicar este tipo de deporte de aventura te permitirá descubrir rincones de la costa que de otra forma serían totalmente inaccesibles.

O practica el coasteering, una mezcla de diferentes actividades donde la diversión y la adrenalina están aseguradas. Saltos al mar desde varias alturas, senderismo en lo alto de acantilados con increíbles vistas, práctica de psicobloc, bajadas al mar con espectaculares rápeles, tirolinas sobre aguas cristalinas o slacklines encima del mar: ¡un plan perfecto para los que sienten como pez en el agua!

Turismo de aventura en la montaña en Mallorca

Mallorca es un lugar idóneo para practicar también deportes de aventura en la montaña. Entre ellos, el más común es el senderismo ya que la Serra de Tramuntana ofrece a todos sus visitantes un entorno único, con vistas inolvidables y con un enorme abanico de rutas para todos los niveles con las que descubrir la esencia de la isla, su historia, su tradición y su fauna y flora.

La Trapa, por ejemplo, es un itinerario que transcurre al lado del mar, con el que descubrir el trabajo de los monjes trapencs, que cambiaron un terreno árido para convertirlo en un paraíso. Un lugar donde vivir una de las mejores puestas de sol del Mediterráneo. Sa Talaia, Sa gubia o Cuber – Biniaraix son otras de las opciones maravillosas de senderismo que ofrece la isla de Mallorca.

Si quieres más aventura, también puedes optar por la escalada, un deporte de superación física y mental muy practicado en Mallorca ya que reúne las características básicas para poder disfrutar de este deporte gracias a su buen clima y el tipo de roca calcárea. Otras variedades de deportes de aventura son la acampada al aire libre o las rutas en mountain bike.

Otros deportes de aventura

Experimenta el barranquismo, una de las formas más completas de conocer Mallorca ya que combina senderismo, natación, destrepes, escalada, cuerdas, rápel, saltos… ¡una aventura continua! Si no te da miedo la oscuridad, atrévete a conocer las cuevas que se han creado por la erosión del agua y descubre un nuevo mundo. Toda esta combinación la puedes hacer también mientras haces una ruta en coche por Mallorca.

¿Y tú? ¿Con cuál te quedas?