Ya ha llegado el verano y lo que más apetece es darse un buen chapuzón refrescante en el mar. En Wiber nos encanta la playa, y sabemos que nuestro destino en la Costa Blanca es uno de tus favoritos, por eso hemos realizado esta recopilación de nuestras cinco calas favoritas, con alguna propuesta extra para pasear y disfrutar del paisaje. No te lo pienses más, sal de nuestra oficina de Alicante, sube a tu coche favorito con total paz mental y ¡vamos pa’ la playa a curarte el alma!

1. CALA GRANADELLA, JÁVEA

Para llegar a esta cala tendrás que tomar la carretera que atraviesa el Parque Forestal de la Granadella hasta llegar a la Avenida del Tio Català. Es una de las calas más hermosas de España, con suelo de piedras y rodeada de entorno natural, preciosa y tranquila, y con servicio de alquiler de hamacas y sombrillas disponible.

Además, desde el parking podrás acceder a una ruta por el sendero PR-CV 354 que te llevará al Castell de la Granadella, una torre de defensa del siglo XVIII con historia propia y una serie de miradores preciosos desde los que contemplar el Cap d’Or de Moraira o la silueta del Peñón de Ifach.

2. CALA MORAIG, BENITATXELL

Tratándose de una playa de piedras lo cierto es que es bastante conocida, por encontrarse entre acantilados y contar con la desembocadura del río subterráneo Riu Blanc. Culmina en la Cova dels Arcs, una delicia para submarinistas ya que se comunica por debajo del agua con otras cuevas y galerías, llegando a contar con hasta 60m de profundidad. También podrás realizar una ruta por los acantilados con unas vistas increíbles de la costa, pasando por otras cuevas y finalizando en la preciosa Cala Llebeig, una cala casi virgen.

Como recomendación especial, te aconsejamos visitarla por la mañana, ya que a partir de las seis de la tarde es una playa que, debido a los acantilados, suele encontrarse totalmente en sombra.

3. CALA CARABASSÍ, ELCHE

Una cala reconocible por sus dunas de arena dorada, protegidas como paraje natural. Su agua clara y los árboles le dan un tono único. Esta cala tiene una parte catalogada como playa nudista, aunque al ser bastante extensa podrás escoger el ambiente que desees: desde hamacas y chiringuitos con música alta a un rincón tranquilo en el que disfrutar de lsonido del mar.

A poco más de 15km del centro de Alicante, llegarás fácilmente tomando la carretera en dirección a Arenales de Sol. La ruta es sencilla y conocida, y existen varios aparcamientos públicos cercanos en los que dejar el coche. Puede encontrarse bastante masificada los fines de semana ya que su belleza y fácil acceso la ha convertido en una cala muy popular.

4. CALA RACÓ DEL CONILL, VILLAJOYOSA

Si te apetece una visita a lo más salvaje, lejos del entorno urbano, esta es una de las mejores calas en el entorno del Parque Natural de la Serra Gelada, a 3km al norte de Villajoyosa. Además de disfrutar de tu tiempo en la cala, si sigues el sendero de la Costa de la Vila Joiosa podrás subir a la Torre del Aguiló, una torre defensiva costera del siglo XVI desde donde podrás tomar un tentempié en las mesas de madera con vistas al mar.

En caso de que prefieras algo de más fácil acceso, sin salir de Villajoyosa puedes visitar La Caleta o L’Esparrelló, también de espectacular belleza pero más cercanas al casco urbano y mucho más accesibles.

5. BAÑOS DE LA REINA, CALPE

En Calpe existe la leyenda que le da nombre a estas piscinas construidas hace 2000 años: una reina mora solía bajar a bañarse en ellas. Se trata de un yacimiento histórico, una piscifactoría romana excavada en piedra. También en este yacimiento se puede encontrar una villa romana, que no se encuentra abierta al público, pero está justo detrás de la playa, y el conjunto termal de la Muntanyeta, a la derecha de la calita en lo alto de un espigón costero. Podrás llegar fácilmente desde la calle Italia o la avenida Europa, que se encuentran justo detrás del yacimiento.

Es un sitio ideal para practicar el snorkel, ya que el agua está limpia y podrás observar los antiguos motivos romanos que acompañan a la fauna local. Además, desde esta localización podrás acercarte fácilmente al Peñón de Ifach, que abriga estas piscinas, para poder contemplar la costa desde la cima.

Como recomendación extra, si vas a viajar a Alicante con tu perro, te recomendamos la playa de Agua Amarga, al sur del término municipal y muy cerca del aeropuerto, una playa perfectamente adaptada para tu compañero de viaje, con un chiringuito en el que podrás refrescarte tú y podrán ofrecerle comida y bebida a él, además de una zona especial adaptada para que pueda hacer allí sus necesidades.

Esperamos que te hayan entrado muchas ganas de visitar estas calas alicantinas que te recomendamos desde Wiber, ¡nosotros nos morimos de ganas de darnos un baño! Si estás investigando planazos de verano, hace poco hicimos una recopilación de planes familiares en Málaga de la que seguro que puedes disfrutar si viajas en familia.

¡Te estaremos esperando!