¿Eres de esa gente que no puede despegarse de su mascota ni para ir al baño? Bueno, pues te vamos a ser sinceros: nosotros tampoco. En muchas compañías de alquiler de coches no se permite viajar con animales pero desde Wiber, como nos encantan, puedes traer a tu perro o gato sin ningún problema, y sin necesidad de autorización previa por nuestra parte. Y como nos gustan tanto los animales, hemos recopilado algunas recomendaciones para que tu viaje con tu mascota sea más agradable.

Elige un destino en el que sepas que tu compañero peludo va a estar cómodo.

Cosas como turismo rural, parajes naturales, rutas de montaña y similares son una muy buena opción y no se estresará tanto como si lo llevas a visitar una gran ciudad. Nosotros te recomendamos algunas rutas de senderismo por Málaga y por Alicante que seguro que a tu perro le encantarían. Si se trata de un gato, ten en cuenta que la mayor parte de su estancia será en el interior de la habitación del hotel, así que deberás llevar su cama, bebedero, comedero y arenero habituales para que se sienta cómodo y seguro.

Ten en cuenta las condiciones de movilidad de mascotas de tu destino.

Si te mueves por tu país, por lo general no tendrás problemas, pero si vas a ir a otro país, tendrás que informarte bien y de las condiciones de introducción de animales del mismo (en España, el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ofrece información respecto a esto), así como al clima y a las condiciones generales de aceptación de mascotas entre la población y los establecimientos, para no llevarte ninguna sorpresa desagradable. Además, tu mascota requerirá, al igual que tú, su propio pasaporte, que tendrá que ser expedido por su veterinario al igual que un certificado de buena salud, confirmando que sus vacunas están en regla y su chip actualizado.

Infórmate bien de todas las condiciones de tu alojamiento.

En relación a la anterior, asegúrate de que el alojamiento que has escogido es pet friendly, sea un hotel, una casa rural, un camping o un apartamento privado, para evitarte problemas con las fianzas. En PetFriendly BookingHotDogHolidays y Viajar con Perros te ofrecen muchas opciones para moverte por diferentes sitios en los que aceptan mascotas. Recuerda que en algunos de ellos puede ser que existan restricciones de tamaño, peso o raza.

Escoge con mucho cuidado vuestro medio de transporte.

El peliagudo tema del transporte: depende de a dónde viajes, requerirás de un medio u otro, y aunque por norma general se puede viajar a todas partes de todas formas con un poco de paciencia y horas de búsqueda, te contamos algunas condiciones de los principales medios de transporte:

  • Avión. Cada compañía pone sus propias restricciones, así que antes de comprar el billete vigila bien las condiciones que ofrecen, pero habitualmente pueden ir en cabina animales que quepan en un transportín y no superen los 8kg, como si se tratara de un equipaje de mano. Si son más grandes, tendrán que viajar en la bodega del avión y tampoco podrán superar los 30kg, exceptuando los animales de servicio, como perros lazarillo, que viajan siempre junto a su dueño. Si viajas con un gato, ten en cuenta que tendrás que llevar un arnés con correa para el momento de la inspección de seguridad, deberás cogerlo en brazos mientras su transportín pasa por el dispositivo de rayos X, y probablemente estará nervioso, así que tendrás que abrazarlo con suavidad y sujetar bien el arnés y la correa para que no se escape.
  • Barco. Igual que en los aviones, cada compañía elige sus normativas en función de la duración del trayecto y el volumen de pasajeros, pero por lo general, si transportas un perro tendrá que embarcar y desembarcar con correa y bozal, independientemente de su raza. Si bien los perros guía pueden viajar con sus dueños, lo habitual es que los animales viajen en la cubierta o el garaje, dentro de un espacio acondicionado para su transportín homologado o una jaula acondicionada, y los puedas visitar cada cierto tiempo. La compañía Trasmediterránea sí permite que tu mascota te acompañe en cabina, siempre que se trate de un barco rápido y ésta no supere los 6kg de peso. Si deseas realizar un crucero, lamentamos decirte que la mayor parte de empresas que se dedican a éste tipo de actividades no permiten mascotas, por cuestiones de higiene, seguridad y bienestar de las propias mascotas, ya que no disponen de personal veterinario. La compañía Cunard Line, que realiza cruceros de lujo, sí permite llevar a tu mascota, pero el coste es muy elevado.
  • Tren. Si viajas por Europa, tendrás que revisar las condiciones de cada compañía, pero en España la Renfe establece que en trenes de Larga y Media distancia, así como en el AVE, tu mascota y su transportín no pueden superar 10kg de peso y dependiendo de en qué clase se viaje, pagará parte del billete o no. En cambio, en los trenes de cercanías no existen limitaciones de peso y no pagan billete.
  • Autobús. De nuevo, es importante que recuerdes revisar bien las condiciones de la compañía de autobuses que elijas, pero habitualmente las mascotas, exceptuando perros guía, deben viajar en el maletero y dentro de un transportín específico. Algunas compañías establecen límites de peso y grandes empresas como Alsa o Avanza tienen en su flota autobuses con espacios específicos para transportar mascotas en sus maleteros, pero seguramente sea la opción más incómoda para tu compañero.
  • Coche. Si puedes hacer el viaje en coche, es probablemente el mejor medio, ya que es en el que puedes tener a tu mascota más cerca y en el que podéis sentiros con más libertad a la hora de parar o escoger rutas. Aún así, debes seguir las normas de la DGT y, si se trata de un perro grande, se recomienda que viaje en el maletero con algo para retenerlo, como una correa o un arnés, y una rejilla divisoria que lo separe del resto del coche. En Wiber Rent a Car disponemos de una flota muy variada de coche de alquiler. Si es un perro o gato más pequeño, puede viajar tranquilamente en su transportín rígido, que no puede ir en la parte delantera del vehículo ni sobre los asientos, y que debe ser lo suficientemente grande como para que el animal pueda estirarse si lo desea, y debería llevar alguna colchoneta o empapador, o ambos. No le des de comer hasta tres horas antes de salir, ya que podría vomitar, háblale y no realices movimientos bruscos. Recuerda que transportar cualquier tipo de animal sin el sistema de seguridad o separación adecuado podría ser peligroso para el conductor y el resto de pasajeros, causar distracciones, etcétera, y además es motivo de sanción económica. Por último, recuerda no dejarlo nunca solo dentro del vehículo, ya que podría ser altamente perjudicial para su salud: un golpe de calor podría ser letal. Aparte de estas normas, si no viajas con tu propio coche si no que vas a realizar un alquiler, tendrás que investigar bien la compañía que elijas, ya que no todas admiten viajar con animales y en la mayoría de las que sí requerirán que lo avises con antelación. En Wiber Rent a Car lo único que te pediremos es que nos devuelvas el coche lo más limpio posible, teniendo la precaución de eliminar el pelo que tu mascota pueda haber dejado en él. Si respetas esto, nos encantaría conocer a tu mascota y que te ayude a disfrutar de un gran viaje.

Sea cual sea el transporte que elijas, desde Wiber te recordamos que cojas comida, agua y juguetes en abundancia y te prepares para pasarlo genial en tus vacaciones en compañía.