Estamos a punto de entrar en invierno y, sobre todo por la mañana temprano, cuando nuestros minibuses gratuitos comienzan su jornada tanto en Málaga, como en Alicante y Mallorca, es habitual que el frío nos haga más difícil la conducción, así que nos hemos decidido a darte estos cuatro consejos para que tengas menos problemas conduciendo con temperaturas tan bajas.

Cuatro consejos para conducir en invierno

Elimina el vaho

Lo primero que nos suele pasar al entrar al coche con frío es que se nos empañen los cristales, por la diferencia de temperatura que creamos con nuestro propio calor corporal entre el interior del coche y el exterior. El vaho dificulta la visibilidad al mismo nivel que lo haría una densa niebla, pero por suerte luchar contra él es mucho más fácil: bastará con poner tu aire acondicionado lo más fuerte posible y dirigirlo hacia los cristales.

No te dejes puesta la ropa de abrigo

Dejarte puesto el abrigo es una mala idea ya que una vez hayas entrado en calor con la calefacción del coche funcionando (pero recuerda: la temperatura óptima del habitáculo no debería exceder los 22ºC, ya que demasiado calor podría causarte somnolencia), puede que tengas demasiado calor y esto te cause incomodidad, también te va a limitar el movimiento. Y en caso de que tengas que reaccionar de manera rápida, los guantes eliminan mucha sensibilidad con respecto al volante, así que recuerda quitártelos al subir a tu vehículo.

Neumáticos de invierno

Es vital que revises que tus ruedas continúan con su dibujo en buenas condiciones y tengan la presión correcta. Además, los neumáticos en general pierden adherencia por debajo de los 7ºC, así que es buena idea cambiarlos por unos neumáticos de invierno, con relieves más profundos, que te ayudarán a ganar adherencia.

También es el momento de llevar las cadenas en el maletero, y de aprender a ponerlas si todavía no sabes, así como cadenas en espray para emergencias y una manta por si un temporal te retuviera. Por supuesto, tampoco puedes olvidar tu rueda de repuesto y otros elementos de reparaciones de emergencia, así como triángulos y chalecos reflectantes.

Revisa tu vehículo a fondo

Para que tu coche conviva con el frío sin causarte problemas, es importante que revises que los líquidos están en el nivel correspondiente, en especial el anticongelante. También los frenos, la dirección y la batería deberían estar en perfecto estado, de la misma manera que las escobillas del parabrisas, ya que con hielo, nieve o lluvia en la carretera los vehículos que circulen por delante de ti podrían salpicarte.

Estos son los cuatro consejos para conducir con bajas temperaturas que te compartimos desde nuestra experiencia en Wiber, y esperamos que te sean de mucha ayuda para este invierno. Si además vas a conducir por montaña, te recomendamos que también le eches un vistazo a nuestro post con recomendaciones para conducir por montaña. Recuerda que, si alquilas con Wiber Rent a Car, todos nuestros vehículos están perfectamente revisados y podrás conducir por cualquier clima sin tener que preocuparte de nada.

Para despedirnos, te dejamos con una última recomendación breve: antes de salir de casa, revises el estado del tráfico y del tiempo, para evitarte sorpresas. Y no te preocupes por la hora a la que vas a llegar: lo importante es llegar.