Sabemos que en España tenemos un clima que envidian en muchos otros lugares, y no nos extraña, porque en la variedad está el gusto, y aquí tenemos mucha diversidad. Desde un mediterráneo suave en invierno y caluroso en verano hasta un atlántico fresquito en gran parte del año. Somos muy afortunados y allí donde vamos todos saben que España es el mejor sitio para disfrutar de los días soleados durante casi todo el año. Aunque es verdad que este otoño hemos sido testigos, sin mucha previsión por nuestra parte, de algunas tormentas y lluvias bruscas.

Por ello, como desde Wiber queremos que vivas una auténtica WiberExperiencia y que nada te agüe las vacaciones (nunca mejor dicho), te vamos a dar algunos consejos para conducir con lluvia y niebla, por si te pilla en un viaje de carretera el ciclón y no sabes cómo proceder para evitar riesgos.

Tres consejos para conducir con lluvia o niebla

#1. Precauciones al conducir

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que debes ver y ser visto, y por ello deberás saber qué tipo de luz es la recomendada en función de las precipitaciones climatológicas. Con lluvia hay que llevar las luces de corto alcance y no las de posición, ya que son insuficientes para la visibilidad. Además, hay que tener en cuenta que ir sin el alumbrado correspondiente no sólo es un peligro para nuestra seguridad y la de los demás conductores, sino que supone una infracción grave.

En el caso de la niebla se desaconseja utilizar las de largo alcance, ya que éstas producen el efecto contrario, siendo así muy peligrosas. Se recomienda utilizar la luz antiniebla delanteras y la de posición o corto alcance simultáneamente a ella si fuera necesario, es decir, si la niebla fuera densa y la visibilidad casi nula. A su vez, la luz antiniebla trasera es obligatoria, pues es imprescindible hacernos ver en la carretera.

Es muy importante que hagas una revisión periódica de las luces de tu automóvil, ya que, aunque haya algunas que no se utilizan muy a menudo, están ahí para facilitar la visibilidad en el momento indicado. Así que uno de los mejores consejos para conducir con lluvia y niebla es ser previsor y tener control de la iluminación de nuestro coche.

#2. Distancia de seguridad en carreteras mojadas

 Cuando el clima es desfavorable se tiende a coger más el coche, ya que es una forma de que tu rutina no se vea alterada. Una conclusión a la que llegan la mayoría de personas que tienen que desplazarse en su día a día y prefieren hacerlo en su automóvil cuando las previsiones del tiempo indican lluvia, creando mayores atascos y, por ende, más probabilidades de producirse una colisión en carretera.

Si empieza a llover de manera intensa es recomendable aumentar la distancia de seguridad hasta el doble de la habitual, ya que, con el asfalto mojado se produce el aquaplaning. Una situación de riesgo que provoca que el vehículo pierda la tracción con el asfalto y nosotros el control del mismo. Además, entre los consejos para conducir con lluvia, destacamos que hay que disminuir la velocidad en un 10% a la habitual en esa carretera, pues ante un frenazo brusco en un suelo mojado el tiempo de reacción que necesita nuestro vehículo para detenerse es mayor.

Aplicamos lo mismo cuando la visibilidad disminuye por la niebla, ya que mantener una distancia óptima evitará una posible colisión en la carretera con el coche que tenemos delante. Reducir la velocidad, un aliado que no falla y una alternativa obligatoria en estos casos.

#3. Cuidado con los despistes

Es cierto que en la conducción hay que mantenerse alerta, por nuestra seguridad y la de los demás, pero en el caso de condiciones climatológicas adversas, todavía hay que agudizar nuestro instinto de reacción al máximo.

Los mejores consejos para conducir con lluvia y niebla son principalmente evitar alterar la conducción, es decir, evitar adelantamientos, y no hacer paradas en el arcén a la espera de que el clima mejore. Cuando la lluvia o niebla invada nuestro camino es recomendable mantener la calma, ya que será mucho más fácil reaccionar ante cualquier imprevisto.

En esta época es muy probable que encontremos días donde la visibilidad esté muy reducida, tanto por lluvia como por niebla, por ello estar prevenido y ser previsor será nuestro mayor aliado. En Wiber la seguridad en la conducción es una de nuestras máximas, por ello nuestros coches tienen revisiones periódicas, para ofrecer un servicio seguro y de calidad.