Málaga es una ciudad con mucha historia multicultural por su emplazamiento estratégico en un puerto natural, que ha generado deseo e interés en ella por parte de todos los pueblos que se han asentado en la Península Ibérica. Pero quizá, sin desmerecer las bellas obras de la cultura árabe, es la cultura cristiana la que más se ha arraigado allí. Una prueba de esto son las procesiones de Semana Santa de Málaga, que se declararon fiesta de Interés Turístico Internacional en 1980.

 Estas procesiones de Semana Santa ¡pueden tener más 500 años de antigüedad! Además del gran espectáculo visual que suponen, con sus exuberantes tronos del Cristo y de la Vírgen que pueden ser cargados por hasta 250 personas, tienen fuertes componentes sociales y culturales para los habitantes de Málaga: muchos ciudadanos participan, ya sea cargando el trono, como penitente o por una promesa. Algo característico de estas procesiones únicas, es que son escoltadas por los cuerpos militares y de seguridad del Estado, como la Guardia civil, la Legión, la Marina o incluso la Brigada Paracaidista.

Desde Wiber queremos que vivas esta fiesta desde dentro, y por eso te contamos todos los secretos de los que nos hemos enterado para ti. Recuerda que te esperamos en el aeropuerto de Málaga para compartir contigo una genial #WiberExperience.

LO MÁS DESTACADO EN LA SEMANA SANTA DE MÁLAGA

Málaga en Semana Santa se llena de alegría: malagueños espontáneos sorprenden con saetas, aplausos y vivas al paso de las procesiones. Estos desfiles se dan desde el Domingo de Ramos hasta el Viernes Santo, dejando el Sábado Santo como día de reposo hasta la llegada de Jesús Resucitado el Domingo de Resurrección.

A diferencia de otras ciudades en las que también se realizan procesiones, en Málaga las sagradas imágenes se portan sobre “tronos”, bastante más grandes que los tradicionales “pasos”, y no se portan por “costaleros” si no que son cargados por “hombres del trono”, divididos en mayordomos (que levantan o bajan el trono) y capataces (que colocan a los hombres según su medida y dan órdenes para el avance). Las mujeres que acompañan a los tronos suelen vestir con mantilla, siempre de encaje, con peineta y otros complementos como peinecillos u horquillas para mantenerla derecha. Además, portan vestidos, medias, zapatos y guantes negros, ya que van de luto por la muerte de Cristo.

Para este año 2019, las fechas de celebración son del 14 al 21 de abril. Es muy importante saber que este año la agrupación de cofradías (el organismo que las coordina) ha votado un cambio de recorrido, así que, tanto si ya has visitado estas procesiones anteriormente como si no, este año te espera una experiencia nueva: el recorrido partirá de la Plaza de la Constitución, seguido de la Calle Marqués de Larios, Martínez, Atarazanas, Torregorda, Alameda Principal, Plaza de la Marina, Paseo del Parque y Molina Larios, junto a la Catedral.

Habitualmente es en el itinerario principal en el que se pueden ver mejor las procesiones, aunque esté abarrotado, siempre te puedes hacer un hueco. Lo que nosotros te recomendamos es que te hagas hueco, bien en la salida de la procesión desde su Casa de Hermandad, o en su encierro (cuando el trono regresa a su templo).

La fiesta comienza el Domingo de Ramos con la procesión de la Pollinica, que se caracteriza por tener una gran corte infantil. El Miércoles Santo es el día en el que las cofradías con más peso social realizan sus procesiones, aunque es probable que el día más espectacular sea el Jueves Santo, con el desembarque de los legionarios que desfilan con la cofradía de Mena. Para no perderte nada, es indispensable que te hagas con el programa oficial de procesiones, que te invitamos a que te descargues desde esta página. Si quieres ver más información sobre los horarios e itinerarios, también puedes hacer click aquí para revisarlos.

QUÉ COMER EN SEMANA SANTA

Ya hablamos en un post anterior sobre la deliciosa gastronomía de Málaga, pero por supuesto queremos recomendaros algunos locales regentados por devotos de las cofradías, para que tu inmersión en el ambiente sea total: es visita obligatoria el restaurante Entre Varales, con una carta con los manjares típicos como el pescaíto frito o delicias más especiales como el plato “Nuestra Señora del Carmen”, aunque su plato estrella es el atún rojo de Barbate. Como curiosidad, las ensaladas llevan el nombre de las cofradías malagueñas.

Las Merchanas es un bar cofrade de comida tradicional malagueña, con platos como “Croquetas de la abuela Mari” (no te las pierdas, que tienen estrella Michelín), flamenquines y una gran variedad de montaditos. Toda la decoración del local se basa en objetos que suelen llevarse en las procesiones, e imágenes propias de la Semana Santa de Málaga.

Por último, destacamos el Mesón El Cofrade, que parece tal cual un museo dedicado a la Semana Santa malagueña: una vez alcanzas su puerta por la calle peatonal, contiene muchas piezas representativas de los tronos de la Semana Santa. Destaca por su relación calidad-precio, y por su plato estrella ganador de concursos, el bacalao cofrade . Y por supuesto, no pueden faltar los dulces típicos de las fechas, como los nazarenos o las torrijas.

OTRA RUTAS EN COCHE EN MÁLAGA

Si finalmente no puedes acercarte a Málaga en Semana Santa pero quieres planear un viaje para otro momento, te recordamos que en nuestro blog puedes encontrar recomendaciones de rutas en coche y los pueblos que son de visita obligatoria, además de las cosas que no te puedes perder si vas con el tiempo justo. ¡Te esperamos!