Alicante es una provincia conocida, principalmente, por su turismo de sol y playa ya que es la costa con más banderas azules de toda España. Si, además, le añades el buen clima durante todo el año (más de 300 días de sol), su alta calidad de vida y una gastronomía mediterránea riquísima, el resultado es una de las provincias más visitadas de nuestra geografía.

Pero lo que muchos no saben de esta provincia valenciana es que es una de las provincias más montañosas de España, por lo que las rutas de senderismo abundan y es una actividad muy practicada tanto por los locales como por los turistas que la visitan. De norte a sur, Alicante está repleta de sierras y montañas que superan los 1.000 metros y que destacan por sus paisajes: bosque mediterráneo, cultivos, una fauna y flora diversa, pequeños pueblecitos y unos miradores al mar espectaculares.

Hay rutas de senderismo en Alicante para todos los gustos y niveles, desde las más sencillas que se pueden recorrer con niños hasta rutas más complicadas y exigentes físicamente. Pero si hay algo que todas comparten es la belleza de su recorrido y sus paisajes.

SENDERISMO ALICANTE: LAS MEJORES RUTAS

Hay tantas rutas de senderismo en Alicante que nos ha costado decidirnos sólo por cinco, pero hemos hecho una selección de las que, a nuestro gusto, son las mejores (pensando siempre en que aparezcan rutas de senderismo para todos los niveles).

Además, para una ruta por la sierra de Alicante no importa la estación del año en la que nos encontremos, ¡todas tienen su encanto! El entorno que ofrecen las rutas de senderismo de Alicante bien merece una visita (solo o en compañía). La clave es disfrutar y sentir la naturaleza y mimetizarse al máximo con el lugar.

Nosotros te esperamos en el aeropuerto de Alicante con el coche de alquiler perfecto para llegar hasta las 5 mejores rutas de senderismo de la provincia. ¿Empezamos?

1.Rutas Alicante: Faro de l’Albir

La primera ruta de senderismo en Alicante es de nivel bajo, apta para realizar con niños y/o bicicleta y recorre una distancia total de 2,5 quilómetros por una antigua carretera asfaltada que nos lleva hasta uno de los extremos de Sierra Helada:el faro de l’Albir. A lo largo de toda la ruta se puede disfrutar de unas vistas excelentes de la bahía de Altea con la Sierra de Bernia al fondo.

El punto de partida de esta ruta se encuentra en el Punto de Información del Albir, de fácil acceso y con un parking para dejar el vehículo. Como ya hemos dicho, es un recorrido de 2,5 quilómetros (5 en total si contamos la vuelta) y se tarda aproximadamente una hora y media en recorrerlo. Evidentemente, no hay ninguna prisa, tómate tu tiempo y disfruta del precioso paisaje que se abre ante ti.

Al poco de empezar el camino, llegamos a los miradores, hay uno especialmente bonito con unas fantásticas vistas a la Bahía de Altea, con la Sierra de Bernia al fondo.También se ve desde otro el Peñón de Ifach, situado en Calpe. Por último, y llegando ya al final del recorrido, hay otro mirador desde el que se ve el mar y sus impresionantes acantilados y dunas fósiles.

2. Senderismo Alicante: Acantilados de Benitatxell

Seguimos por la costa para llegar hasta el Poble Nou de Benitatxell, que posee uno de los litorales más bonitos de Alicante (e incluso de toda la costa mediterránea). Caracterizado por sus acantilados, este recorrido te permite descubrir mágicas calitas de agua cristalina en las que te apetecerá pegarte un buen chapuzón (sólo apto en invierno para los más valientes). El recorrido nos llevará de la Playa del Moraig a la cala Llebreig.

El coche se puede dejar en una zona de aparcamiento que hay justo antes de la bajada a la cala desde la que empieza esta ruta de senderismo por Alicante. La ruta es sencilla y no tiene pérdida, el camino te irá guiando por los acantilados que conforman la costa, que son impresionantes. También a lo largo del recorrido hay diferentes cuevas, espacios que utilizaban los antiguos pescadores y agricultores. Sin ninguna duda, lo mejor de esta ruta son las vistas, que te dejarán sin palabras.

Finalmente, se llega a la Cala del Llebreig, no tan bonita como el punto de partida, pero sí mucho más virgen. Es un lugar idílico, que nada tiene que envidiar a las preciosas calas baleares y que es una auténtica maravilla. Allí solo hay casitas de pescadores y una “caseta” de la Guardia Civil, ya abandonada, pero que existía porque era muy habitual el contrabando por la escarpada geografía.

3. Sierra de Bèrnia

La tercera de las rutas de senderismo en Alicante es en la Sierra de Bèrnia y se caracteriza por ser una ruta de plena montaña y de mayor dificultad que las dos anteriores. Eso sí, podemos decir que es una de las más bonitas y completas de Alicante. Se trata de un circuito circular en el que se aprecian multitud de contrastes. Dos lugares imprescindibles en los que pararse son el mágico Forat y las ruinas del Fuerte de Bernia.

Esta ruta tiene una distancia total de 8,5 quilómetros y se tarda, aproximadamente, dos horas y 45 minutos en recorrerla. Como ya hemos dicho, tiene un nivel de dificultad medio y es pedregosa en algunos puntos, por lo que el calzado debe ser bueno. En resumen, se sale desde las Casas de Bèrnia, una pedanía de Xaló y se asciende por la cara norte de la sierra hasta el Forat, un túnel natural que cruza la montaña y que te lleva a la vertiente sur de la montaña, por donde se camina hasta llegar al Fuerte de Bèrnia, una construcción del siglo XVI, una auténtica joya donde sí o sí hay que parar. De aquí, pasando por el Coll de Xaló, se regresa al punto de inicio.

4. Barranc de l’Infern: una mítica ruta de senderismo en Alicante

Un clásico entre los clásicos de la sierra de Alicante. Como su propio nombre indica (Barranco del Infierno) seguro que podéis deducir que se trata de un recorrido de una dificultad alta, de 14 quilómetros y 800 metros de desnivel. Sin ninguna duda, requiere estar en buen estado físico y estar acostumbrado al trekking para poder disfrutar bien de todos sus contrastes, paisajes, rocas y tonos verdes.

Esta excursión, que es imprescindible si vas a hacer senderismo en Alicante, empieza en Fleix, el “pueblo de en medio” de los tres que forman parte de la Vall de Laguar. Si vamos hacia el “pueblo de arriba”, Benimaurell, veremos el sendero a la derecha hacia la Font Grossa y el lavadero de Fleix, donde empieza el recorrido. Aquí empiezan los escalones de piedra, que se dice que hay más de 6.800 (¿te atreverás a contarlos?). Es, sin ninguna duda, uno de los caminos más singulares de la región y se la conoce también como “La Catedral del Senderismo”.

5. Puig Campana

Esta ruta circular es otra de las mejores que se pueden hacer en Alicante. Su punto de partida está en la Font del Molí (Finestrat), dejar el coche allí y empezar a caminar. Es un sendero de tierra y piedra y,  aunque la ruta es circular y siempre volverás al mismo punto, en el principio debes elegir si girar a la derecha o la izquierda.

Si eliges la vertiente de la izquierda llegarás hasta el Coll de Pouet a través de una senda que bordea la impresionante pared vertical del Puig Campana (en la imagen superior). Una vez allí, el camino a la cima son 2,1 quilómetros de ascensión, pero las vistas desde arriba son espectaculares. Hay una leyenda que cuenta que en esta montaña se libró una dura batalla y que un héroe francés, Roldán, acorraló en el suelo al jefe moro de la zona y al intentar matarle, su rival esquivó el golpe y la espada se clavó en el suelo con tanta fuerza que se descolgó de la cima y rodó hasta convertirse en lo que es hoy la isla de Benidorm. ¿Te lo crees?

Estas son las mejores rutas de senderismo en Alicante. ¿Qué te parecen? ¿Te han entrado ganas de recorrerlas? ¡A nosotros sí! Además, si estás interesado en el trekking, no olvides visitar nuestro post sobre las rutas de senderismo en Málaga, ¡te encantará!