Este fin de semana volveremos a atrasar nuestros relojes, ganando una hora de sueño, pero perdiendo luz vespertina a cambio. Esta pérdida de luz afecta a la gran mayoría de conductores que usan el coche tanto a la ida como a la vuelta del trabajo, ya que, sobre todo a la vuelta, la poca luz y el cansancio afectan a nuestras reacciones al volante.

Como en Wiber queremos cuidarte, no sólo cuando estés alquilando nuestros vehículos durante tus vacaciones en Palma, Alicante o Málaga, si no también fuera de ellas, hemos recopilado una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta si vas a conducir de noche.

Nueve recomendaciones para conducción nocturna

1. Reduce la velocidad. Según la visibilidad de la vía en la que te encuentres, es recomendable adaptar la velocidad y aumentar la distancia de seguridad respecto a los coches colindantes, para tener más margen de reacción en caso de accidente.

2. Revisa constantemente los espejos retrovisores. Si mantienes la vigilancia, será más difícil sobresaltarte en caso de que se te aproxime otro coche. Es importante que estén bien alineados, para evitar deslumbramientos.

3. Si te deslumbras, mantén la calma: continúa con tu trayectoria y disminuye la velocidad, pero no frenes de golpe ya que podrías causar un accidente, mientras que reduciendo la velocidad ganarás tiempo de reacción. Si es un coche que viene de cara el que te deslumbra porque la vía es de doble sentido, mantente lo más cerca posible de la línea derecha de tu carril y gira tu cabeza hacia la derecha, obtendrás mejor visión en menos tiempo.

4. Usa el modo nocturno de tu coche, o bien mantén todas las luces interiores apagadas, evitando así un alto contraste entre interior y exterior que podría perjudicar la visión.

5. Que tus faros se encuentren alineados para que tu campo de visión sea el correcto es indispensable. Recuerda encender tus luces de cruce entre la salida y la puesta del sol, y si la visión es muy reducida y la vía de cruce lo permite, pon las largas sin dudar.

6. Mantén tu coche limpio. Si se acumula polvo y suciedad en los faros, intermitentes y cristales, tu visibilidad puede verse reducida hasta en un 50%. Es muy importante que, si vas a conducir de noche, los mantengas limpios y, si llueve mucho, incluso pares a limpiarlos. En caso de lluvia, el año pasado escribimos un artículo con precauciones para conducir con lluvia que quizá también quieras leer.

7. Si te pican los ojos, estás cansado o notas somnolencia, efectúa una parada y descansa. Es mejor llegar tarde que no llegar. Lo ideal es realizar el viaje descansado, pero si no puede ser reduce el tiempo entre paradas a una hora por trayecto como mucho.

8. Enciende la radio y airea el coche. Una buena ventilación y música que te anime ayudarán a que no te duermas al volante.

9. Si vas a tomar carreteras secundarias, no confíes en las luces de los coches que ves en la distancia: el trazado puede ser irregular y no parecerlo, por lo que es mejor fiarte de tus propias luces y seguir lo que te indican para evitar accidentes.

Desde Wiber esperamos que nuestras nueve recomendaciones para conducir de noche te hayan resultado útiles y que te ayuden en tus próximos viajes. Si vas a alquilar con nosotros para tu próxima ruta nocturna, te recomendamos que escojas de entre nuestra flota alguno de nuestros modelos más seguros, y recuerda que puedes solicitar asesoramiento sin compromiso a nuestro servicio de atención al cliente si tienes dudas.

¡Buen viaje!