Un clima espectacular, mucha fiesta, una gastronomía muy rica, buena música, sol, playa y mucha, mucha cultura hacen de la Feria de Málaga la fiesta andaluza más importante del verano. Del 11 al 19 de agosto de 2018, las calles de la capital malagueña se vestirán de gala para uno de los acontecimientos más importantes de la ciudad. Para ir, sólo necesitas tu mejor sonrisa y muchas ganas de pasarlo bien ya que el carácter abierto de los malagueños hace que sea una fiesta de todos y para todos.

El origen de esta festividad se remonta al siglo XV y rememora la entrada en Málaga de los Reyes Católicos, en agosto de 1487, que anexionó la ciudad a la Corona de Castilla. Los Reyes dieron la imagen de la Virgen de la Victoria a la ciudad y el Ayuntamiento marcó ese día como una festividad anual. Con los años, se ha convertido en la festividad por antonomasia de la Costa del Sol y sus más de 300 actos invitan a todo el mundo a disfrutar y vivir de una de las zonas turísticas más importantes del sur de Europa: Málaga y su costa del Sol.

ACTOS TRADICIONALES -Y QUE NO DEBES PERDERTE- DE LA FERIA DE MÁLAGA

Diversión y fiesta sin descanso son los protagonistas indiscutibles de la Feria de Málaga pero la cultura no se queda atrás y hay tres actos tradicionales que tampoco deberías perderte si vas a Málaga durante esos días.

1. Pregón, espectáculo piromusical y concierto en la playa de la Malagueta. Son los tres actos que dan el pistoletazo de salida a la Feria de Málaga y tienen lugar siempre el primer viernes de feria. El primer acto oficial es la lectura del Pregón a manos de un malagueñ@ destacado, al que le sigue un impresionante espectáculo piromusical que ilumina el cielo de la ciudad. Para poner el broche al primer día, tiene lugar el primer concierto en la playa de la Malagueta.

2. Romería al santuario de Santa María de la Victoria. El primer sábado de feria a mediodía se celebra la tradicional romería de la ciudad, una peregrinación al santuario de la Virgen de la Victoria, patrona de la ciudad. A caballo, en carruajes o a pie, multitud de personas acompañan al abanderado hacia este templo, un lugar muy querido por sus habitantes.

3. Inauguración del alumbrado artístico del Real de la Feria de Málaga. El Real de la Feria de Málaga es un recinto de más de 50.000 metros2 y que acoge casi 180 casetas de feria, con varias partes bien diferenciadas donde se puede comer, beber y bailar hasta que el cuerpo aguante. La noche del primer sábado de feria tiene lugar el encendido del alumbrado artístico de su portada, un momento único y precioso de vivir.

DISFRUTAR DE LA FERIA DE MÁLAGA COMO UNO MÁS DE LA CIUDAD

Estos tres actos son los que podrás encontrar en todas las guías sobre la Feria de Málaga pero en Wiber vamos más allá y lo que realmente queremos es que vivas esta gran fiesta como un auténtico boquerón (sí, así es como se llama a los malagueños). Así que toma buena nota porque no te puedes ir de Málaga sin…

1. Disfrutar de la feria de día en el centro. Durante el día, las calles del centro histórico se llenan de gente que se reúne para bailar, tapear y beber. La arteria peatonal más transitada, calle Larios, se convierte en el epicentro de la fiesta, donde se puede disfrutar de actuaciones musicales, charangas y mujeres bailando flamenco.

2. Vestirte con lunares y sombreros. Dicen que ‘donde fueres, haz lo que vieres’, así que si vas a pasearte por el centro de Málaga no olvides la flor en el pelo si eres mujer o, si eres hombre, el sombrero cordobés. Por las calles de la ciudad no faltan nunca los mantones de manila, los fajines y los lunares. ¡Ah! Y no olvides tener a mano un buen abanico, será tu mejor aliado para combatir las altas temperaturas.

3. Escuchar música de verdiales. Es la música y el baile típico de la capital malagueña. Los hombres, vestidos con camisa blanca y pantalón negro cantan como un fandango (una rama del flamenco) mientras que las mujeres, vestidas con faldas de origen campesino, bailan al son de la música. Es uno de los espectáculos que no puedes perderte en la Feria de Málaga ya que te servirá para acercarte más a la cultura malagueña.

4. Beber Cartojal. Es el vino dulce por excelencia de Málaga y las botellas nunca fallan a esta importante cita. Un buen vaso fresquito de esta bebida te ayuda a soportar el calor durante el día y, sobre todo, un buen sabor de boca. Otra bebida típica de la feria es el rebujito, vino tipo manzanilla con gaseosa.

5. Comer pescaito frito. ¿Pensabas irte de la región del pescaito frito sin probarlo? Durante la Feria podrás encontrar miles de bares y restaurantes en el centro que ofrecen la especialidad de la zona o comerte una buena ración de espeto en la playa. Y es que entre tanto Cartojal y baile, siempre viene bien hacer una parada para recuperar energías y llenar el estómago.

6. Darte una vuelta de noche por el Recinto Ferial. Si cuando se va el sol aún te quedas energías y ganas para continuar la marcha, por la noche la fiesta se traslada al Recinto Ferial del Cortijo de Torres. En casetas de todo tipo encontrarás música también de todo tipo y para todos los gustos para moverse hasta que el cuerpo aguante.

7. Relajarte en las playas después de la fiesta. Porque en Málaga no todo es fiesta, os aconsejamos también disfrutar de sus magníficas playas tanto en la ciudad como en el resto de la Costa del Sol, que tiene mucho que ofrecer. Desde Wiber os aconsejamos un roadtrip por Málaga, Antequera y Ronda, un triángulo cultural y paisajístico único.

Sigue todos estos consejos para sacar el máximo partido y disfrutar de la Feria de Málaga al 100% y os garantizamos una auténtica #WiberExperience.