¿Estás planeando un viaje en coche en familia para las próximas vacaciones? ¿Están los más peques de la casa también invitados? Además de que este tipo de escapadas necesitan mucho más planificación, también requieren más paciencia por parte de los padres en los (posibles) largos trayectos dentro del coche para llegar de un punto al otro de nuestro recorrido.

Los ‘¿cuánto falta?’, ‘¡me aburro!’ o ‘¡me he mareado!’ son las típicas frases que todo padre ha tenido que escuchar (y aguantar) durante un trayecto en coche. Por eso, y como desde Wiber queremos que tu experiencia con nosotros sea lo más gratificante posible, te traemos una serie de consejos para viajar en coche con niños que te evitarán más de una tensión y con los que dejarás el estrés fuera del vehículo.

CONSEJOS PARA VIAJAR EN COCHE CON NIÑOS

Como ya hemos dicho, para este tipo de viajes es necesario tenerlo todo muy bien organizado ya que con niños es mucho más difícil improvisar y dejarse llevar. Para ello, es importante seguir estos consejos pero también es vital preparar a los niños y contagiarlos con una actitud positiva y transmitirles que va a ser una experiencia única, inolvidable y, sobre todo, muy divertida.

Así que para que todo salga a pedir de boca, os presentamos nuestra particular guía con consejos para viajar con niños. ¡Toma buena nota!

  1. Planifica bien tu viaje

El primer consejo para viajar con niños es el más obvio: ¡planifica bien tu viaje! Para ello es vital escoger bien la hora de salida y, si se puede, apostar por viajar de noche (o lo más tarde posible). De esta forma, los niños pasarán gran parte del recorrido durmiendo y pueden viajar en pijama, por lo que irán más cómodos y se podrán ir directamente a la cama al llegar al destino. Sabemos que viajar de noche (o tirando a tarde) es muy complicado en este tipo de viajes, por lo que te recomendamos que si viajas de día sea en horas en las que los menores suelen dormir más.

  1. Todos los objetos de los niños… ¡bien a mano!

Piensa antes de emprender el viaje en coche con niños que es aquello que van a necesitar y colócalos en un lugar accesible. Los pañales, el chupete, otra muda por si se moja o mancha o los juguetes es imprescindible que estén bien cerca de nosotros (o de ellos mismos, según la edad) para evitar paradas innecesarias y lloros porque no pueden llegar a coger lo que quieren.

  1. Los juegos en familia y la tecnología se convertirán en tu mejor amigo

Sí, sabemos que un móvil o un iPad con conexión a Internet es una forma rápida (y fácil) de mantener a un niño entretenido durante mucho tiempo con su serie o película favorita. Ahora bien, como ya explicamos en otro post, una de las características más importantes en un roadtrip es saber disfrutar de la compañía. Por eso, desde Wiber Rent a Car apostamos por los típicos juegos en familia para coches que sirven tanto para entretener como para que los más peques den rienda suelta a su imaginación.

Por ejemplo, uno de los más clásicos es el ‘Veo, Veo’ (seguro que has jugado mil veces) o el juego de las palabras encadenadas. También se puede jugar a adivinar un personaje o a ‘palabras con la letra’, en el que hay cuatro categorías (persona, animal, cosa y lugar), se elige una letra y cada persona debe decir una palabra que empiece por esa letra para cada una de esas cuatro categorías.

  1. Utiliza un GPS para evitar equivocaciones

Ya hemos mencionado la importancia de llevar bien planeada la escapada cuando es un viaje con niños. Por eso, equivocarse en la ruta no es la mejor opción ya que puede provocar una situación muy estresante. Por ello, siempre recomendamos utilizar un GPS o el Google Maps para no perderse y encontrar la mejor ruta.

  1. Paradas contra el aburrimiento

Cuando el viaje en coche es de más de dos horas, hay paradas que deben hacerse obligatoriamente ya que el conductor necesita descansar. Además, en un viaje con niños es recomendable parar más a menudo ya que es una buena forma de luchar contra el aburrimiento ya que en un área de descanso suele haber zonas de juego infantiles o amplias zonas donde los niños pueden correr un rato y entretenerse.

  1. Prepara un picnic viajero apetecible

Sobre todo si las horas del viaje coinciden con la hora de la comida. Preparar un picnic apetecible y pasar un agradable rato en familia servirá para que el viaje se haga un poco más llevadero y más divertido.

  1. Vigila la seguridad y la temperatura del coche

Para evitar quejas constantes es vital que los niños vayan cómodos en el coche tanto en lo que se refiere a su seguridad como a la temperatura. Para viajar en coche no es recomendable pasar ni frío ni calor y recuerda que los sistemas de retención (sillitas y cinturones) son siempre de uso obligatorio.

¿A qué visto así no es para tanto? Si estás pensando en visitar Alicante, Málaga o Mallorca, te recomendamos alquilar un coche. Tanto los padres como los más peques… ¡se lo pasarán bomba!