Valencia es una ciudad portuaria que forma parte de la famosa Ruta de la Seda, situada al sureste de España, que cuenta con uno de los cascos históricos más extensos del país. Esto junto con sus playas y oferta cultural, incluidas sus fiestas tradicionales, las Fallas, que se consideran Patrimonio de la Humanidad, la convierte en una de las ciudades con mayor afluencia turística de toda la península. Ahora con Wiber puedes alquilar tu coche en el aeropuerto de Valencia y recorrerte esta magnífica ciudad de principio a fin, y para ayudarte hemos preparado este recorrido de tres días en el que hemos marcado los puntos más importantes que no debes perderte.

Una imagen de la última celebración de las Fallas, en la plaza del Ayuntamiento
Una imagen de la última celebración de las Fallas, en la plaza del Ayuntamiento

Día uno – “la ciutat vella” o el centro de Valencia

El centro de Valencia se conoce como “Ciutat Vella” o la “ciudad vieja”, y es la parte de la ciudad en la que se concentra el casco antiguo y, por tanto, el mayor número de puntos de interés. Te hemos hecho una ruta para que no te dejes ninguno de los puntos más destacados por ver, y a continuación te damos algo de información de cada punto. 

Torres de Serranos

Las Torres de Serranos, o Puerta de Serranos, constituyen junto a las Torres de Quart una de las puertas de la muralla defensiva que protegía Valencia. Se empleaban como torres de defensa. Como curiosidad, desde ellas la Fallera mayor da la bienvenida a la fiesta de Las Fallas.

Plaça de Manises

Donde se encuentra el Palacio de la Generalitat Valenciana, que puede visitarse de manera gratuita con reserva previa. Podrás ver una torre que no se encuentra unida a ningún edificio, un resto de una antigua iglesia que fue destruida durante la Guerra Civil Española.

– Plaza de la Virgen

Se sitúa en el centro histórico de la ciudad, donde antiguamente se encontraba el foro de “Valentia”, o la plaza del centro de la ciudad de la época romana. Cuenta con monumentos como la Fuente del Turia, y la rodean la Catedral y la Basílica de la Virgen de los Desamparados.

La Catedral de Valencia o catedral del Santo Cáliz

Esta catedral cuenta con un museo, ya que en su subsuelo se encuentra una excavación arqueológica en la que se hallan restos de una calzada romana y restos islámicos y visigóticos. Reconstruida tras la Guerra Civil, posee una mezcla de estilos románico, gótico valenciano, renacentista, barroco y neoclásico, y se considera un Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España. La tradición dice que al salir de visitar su interior hay que tomarse un chocolate con churros… Y como curiosidad: hay una leyenda que dice que aquí se esconde el Santo Grial, te lo cuentan en este tour.

La basílica de la Virgen de los Desamparados

A medio camino entre el Renacimiento y el Barroco, es una de las iglesias más importantes para ver en Valencia ya que la Virgen de los Desamparados es la patrona de la ciudad, y los valencianos le tienen mucho aprecio, aunque sea conocida comúnmente como “la cheperudeta”, que en castellano se traduciría como “la jorobadita” debido a que su imagen se inclina levemente hacia delante, dando la sensación de tener joroba.

El Micalet o El Miguelete

El Micalet o El Miguelete en castellano es la torre campanario de la catedral de Valencia, cuya construcción se finalizó en 1429 y se declaró Monumento Histórico Artístico en 1931. Le debe su nombre a que su campana se llama “Miquel” (Miguel, el santo que debía proteger a la ciudad de tormentas y otros males. Aunque cansado, es muy recomendable subir los 207 escalones de las escaleras de caracol para ver las vistas generales de la ciudad, ya que son únicas.

Museo de L’Almoina

Se trata de un centro arqueológico que se sitúa en la antigua plaza romana de Décimo Junio Bruto, y alberga restos que se extrajeron durante unas excavaciones que se realizaron cuando se pretendía ampliar la Basílica, algo que no pudo hacerse debido a estos restos. Además de las antiguas termas romanas, se han encontrado diferentes edificios, inscripciones, monedas y restos de cerámica.

Torre Santa Catalina

Esta torre es el campanario de la iglesia de Santa Catalina Mártir, y se considera una de las obras barrocas más bellas de España. Si necesitas un descanso, justo delante de esta torre encontrarás la de la horchatería Santa Catalina, una de las horchaterías con más renombre de Valencia.

Plaza Lope de Vega

Es una plaza muy pequeña y con mucho encanto y tiene un punto muy destacable: en el número 6 encontrarás la casa más estrecha de Europa, y la segunda más estrecha del mundo. Tiene varios pisos de altura, pero sólo mide 107cm de ancho. ¡Una curiosidad viajera!

Plaza redonda

Al ladito de la Plaza Lope de Vega tienes esta plaza en la que se celebra un mercado. Antiguamente se vendía alfarería, aves y por supuesto horchata, pero actualmente es algo más similar a un rastro.

Lonja de Valencia

Está clasificada como Patrimonio de la Humanidad, es imprescindible verla si visitas Valencia. Se la conoce como la Lonja de la Seda porque forma parte de la Ruta de la Seda, la actividad más importante de la ciudad durante siglos: Valencia está reconocida por la UNESCO como parte de la Ruta de la Seda junto con otras 36 ciudades de Europa y Asia. Recuerda que la entrada está en la Plaza de la Compañía y no en la plaza del Mercat, esa entrada siempre está cerrada.

Iglesia de los Santos Juanes

Se encuentra frente a la fachada principal de la Lonja de la Seda, y se construyó encima de una antigua mezquita en 1240. Ha sufrido varios incendios y se ha reedificado varias veces, con lo que su exterior se comenzó a reformar en 1700, por lo que cuenta con una fisonomía barroca. Se considera Monumento Histórico Artístico Nacional.

Plaça del Mercat

Toma su nombre, no del mercado que hay en ella ahora, si no del mercado que ya se celebraba aquí en la época árabe. Merece la pena acercarse a curiosear los puestos que hay aquí, aunque muchos estén enfocados al turisteo más típico.

Mercado Central

Es grato parar a visitarlo por su arquitectura, y quizá también para refrescarte con una horchata. En los azulejos puedes ver representada “l’horta”, o la huerta valenciana, muy importante para el desarrollo de esta ciudad.

Palacio del Marqués de dos Aguas 

Una mansión señorial construida en el siglo XV, antiguamente propiedad de la familia noble Rabassa Perellós, situada en una de las calles comerciales más céntricas y conocidas de Valencia, que llama la atención por su fachada con una impresionante decoración artística.

Edificio de Correos

El edificio de Correos de la Plaza del Ayuntamiento es un ejemplo clásico del modernismo valenciano, imponente e histórico pese a ser de las primeras décadas del siglo XX.

Ayuntamiento de Valencia

El ayuntamiento se construyó en dos fases, finalizando la última en 1934 por lo que tiene una estética moderna con elementos barrocos y de estética típica valenciana. Desde su balcón se da paso a muchas festividades de la ciudad.

Estación del Norte

La estación del Norte tiene una magnífica fachada modernista con motivos de naranjas, muy típico de la huerta valenciana. Es la estación de trenes de Valencia original, inaugurada en 1917 en pleno centro de la ciudad.

Tardeo por el Carmen

El barrio del Carmen está llenísimo de arte urbano, y puedes perderte tranquilamente por él para ir descubriendo sus secretos, o puedes hacerte este tour gratuito del grafiti. Uno de los más famosos es el de una famosa vedette valenciana, Rosita Mores, reflejando la abundancia de carne en la paella, en la calle Corretgeria.

San Nicolás

Se considera “la Capilla Sixtina valenciana”, ya que en sus bóvedas cuenta con pinturas al fresco que recuerdan a las romanas. Es un punto que visitar si te gusta el arte, pero no vayas en lunes ya que este día sólo está abierta para practicar el culto.

Torres de Quart

Al igual que las Torres de Serranos que ya hemos visitado, estas torres defensivas forman parte de la muralla de la ciudad. En estas podrás apreciar restos de cañonazos de la Guerra de la Independencia contra Francia, de hace más de dos siglos. Y si quieres probar un buen café de especialidad, justo debajo podrás encontrar la pequeña cafetería Mayans Coffee.

Día dos – la Ciudad de las Artes y las Ciencias y paseo por el barrio de Ruzafa

Si estás por el centro, no es mala idea seguir el cauce del Río Turia para poder disfrutar del paisaje y darte un paseo hasta llegar a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Te recomendamos una ruta con esta idea:

El Parque Gulliver

Nuestra primera parada es este parque es completamente gratuito, y es clásico entre los niños valencianos sentirse liliputienses mientras se tiran por los toboganes de esta escultura monumental de Gulliver, de 70 metros. Se sitúa en el antiguo cauce del río Turia, cosa que nos viene de lujo para llegar hasta nuestro siguiente punto de visita.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias

Emplazamiento clave de la ciudad que ha aparecido en series como WestWorld de HBO o películas como Tomorrowland, El mundo del mañana, con George Clooney y Hugh Laurie. Como hemos comentado antes, puedes ir caminando desde el centro de la ciudad por el antiguo cauce del río Turia (unos 30min de caminata aproximadamente), o puedes aparcar allí tu coche de alquiler. ¡Siempre hay gorrillas que te ayudan a aparcar a cambio de un euro! Y, ¿qué puedes ver aquí?

  • El palacio de las artes Reina Sofía. La sede de la Orquesta de la Comunidad Valenciana, y el Teatro de la Ópera de Valencia.
  • L’Hemisfèric. El famoso edificio con forma de ojo. En él hay una sala de cine IMAX, un planetario y la sala de proyecciones más grande de España. Puedes ver una proyección reservando aquí.
  • Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. El edificio grande con forma de esqueleto de ballena que se encuentra junto al Hemisfèric. Dentro hay un museo interactivo de ciencias, que suele hacer las delicias de los más pequeños.
  • L’Oceanogràfic. El mayor acuario marino de Europa, con una gran cantidad de especies de animales y espectáculos. Puedes combinar entradas para esto con proyecciones para l’Hemisfèric o el Museo de las Ciencias.
  • L’Umbracle. El paseo ajardinado de la parte alta que se encuentra lleno de especies autóctonas de la zona: romero, lavanda, madreselva…
  • El Ágora. La plaza cubierta de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, donde ocasionalmente se celebran conciertos.

El barrio de Ruzafa

El barrio más chic del momento en Valencia, plagado de cafeterías (si nos aceptas una recomendación, visita Los Picos Café) y pastelerías de estilo americano y bares de buen ambiente que abren hasta altas horas de la madrugada. Quizá sea el mejor sitio para terminar el día y tomarte una copita a nuestra salud. Es en este barrio donde también encuentras el epicentro fallero, y el Mercado de Colón, un edificio de arquitectura modernista por el que merece la pena pasearse pero no tomar algo, ya que al tratarse de una parada muy turística los precios suelen ser más elevados que en otros puntos de la ciudad.

Día 3 – Barrio del Cabanyal, playa de Malvarrosa y Albufera

Como en tu tercer día de visita por Valencia ya vas a tener los pies bastante cansados, hoy sí te recomendamos que cojas el coche  y hagas excursiones a puntos un poco más alejados de Valencia centro.

Barrio del Cabanyal

Este barrio era un antiguo poblado marinero que esconde sorpresas de estética modernista popular que se encuentra en pleno florecimiento. Muchas de sus casas bajas se protegen de la humedad del mar con cerámica, cosa que nos ofrece azulejos con preciosos diseños que contemplar. Puedes realizar una visita guiada que te llevará por los puntos más destacados como la Lonja de Pescadores, el Mercado del Grao o las viviendas de las calles Sant Pere, La Reina o Escalant o sencillamente dejarte perder y practicar el slow tourism.

– Playa de la Malvarrosa

La playa de la Malvarrosa es la más conocida de esta zona, ubicada al norte del Puerto de Valencia, y rodeada por la playa de las Arenas o del Cabañal y la playa de la Patacona, ya perteneciente a Alboraya, que por cierto es el pueblo del que originalmente procede la horchata. Te recomendamos que te des una vuelta por el paseo marítimo y te comas una panoja (mazorca de maíz a la brasa) mientras ves los puestos del mercadillo artesanal. También puedes dedicarte a tomar el sol ya que es una playa que suele tener bandera verde, o parar a comer paella valenciana. Por esta zona, te recomendamos Casa Carmela.

Puerto de Valencia

Se trata del cuarto puerto con más tráfico de Europa y el más grande de España y el Mediterráneo. Te sorprenderá saber que sus orígenes se remontan ¡al siglo VI antes de Cristo! La fuerza económica de Valencia desde 1491, cuando se concedió gracias a Fernando el Católico la autorización de explotación portuaria, se debe ampliamente a este puerto. 

La Albufera

La Albufera es un parque natural a unos 30min en coche del centro de Valencia, a unos 10km al sur. Se trata de un humedal que alberga centenares de especies de aves y es el lago de agua dulce más grande de España, a pesar de su poca profundidad (no más de 1m). Aquí conviven diferentes ecosistemas como marjales, bosques de pinos, dunas naturales… Para realizar una visita a la Albufera, lo ideal sería comenzarla por el Centro de Visitantes o Racó de l’Olla, donde cuentan con una guía explicativa de qué es la Albufera y su importancia. Te recomendamos parar en El Palmar, un pueblecito en el que puedes tomar una embarcación para recorrer sus canales y la laguna, donde sería ideal que disfrutes del atardecer.

La dehesa del Saler

La dehesa del Saler como tal forma parte de la Albufera, ya que es una franja arenosa que separa el lago del mar, con un ancho de más de un kilómetro y un largo de más de seis. Se trata, por tanto, de una zona de playa con unas interesantes dunas naturales, que se encuentra dividida en tres: la playa del Saler, la de la Garrofera y la de la Devesa. Incluye una zona de playa nudista. Cuenta con un bosque mediterráneo repleto de pinos que comienza en la pedanía de El Saler, y bordea el canal de la Albufera hasta llegar a El Palmar. Es una zona que se puede recorrer en bici o a pie.

¡Y ya tenemos Valencia vista! Hemos trazado una ruta intensa de tres días para que puedas volver a casa con la maleta llena de recuerdos, experiencias inolvidables y sensaciones únicas después de haber conocido todos los highlights de la capital valenciana. Si vuelves con tiempo, esperamos encontrarte en la carretera para que compartas con nosotros tu #WiberExperience por la Comunidad Valenciana! Y si no vuelves a Valencia pero vas a seguir visitando España, nos encantará tenerte con nosotros en Mallorca, Málaga y Alicante.